Se puede montar en la yegua preñada?

yeguas preñadas

Algunas yeguas como su vientre crece, están pesadas con el embarazo. La montura ya no puede adaptarse a su cuerpo ensanchado.
La mayoría de los veterinarios está de acuerdo en que está bien montar una yegua preñada hasta los últimos 90 días de su preñez o hasta que la silla de montar ya no encaje cómodamente.
Mantener la condición física es bueno tanto para la yegua como para el potro, y montarla semi – regularmente durante su preñez significará que ésta tendrá más tono muscular para parir. No hay nada de malo en montar a velocidad moderada, siempre cuidando que no trabajen muy duro, o pasen por alguna tensión excesiva.
A medida que la preñez avanza el peso y el volumen aumentan, y como consecuencia de ésto la montura ya no puede adaptarse al nuevo cuerpo de la yegua. Hay que observar los signos que pueden indicar que una silla ya no está apropiada: mueve la cola nerviosamente, para las orejas, muerde, a veces tira la cabeza, ahueca la espalda , o corcobea. Si la silla de la yegua no se ajusta hacia el final de su embarazo, debemos dejar de montar, o simplemente llevar a la yegua a paseos fáciles montando a pelo.
En los últimos años no es raro ver utilizar una yegua de trabajo hasta que comienza el parto.
Estas no son reglas establecidas, depende de la raza de la yegua. La duración general de la preñez varía entre los 330-340 días, depende de su raza y también del sexo del feto.
Para calcular la fecha aproximada en que la yegua dará a luz, debemos tomar como punto de partida el último día de la cubrición. La yegua generalmente da a luz en la noche o en la madrugada.