Indicadores de estrés invasivos y no invasivos en producción animal

Se presentan los principales requerimientos para medir de manera multimodal, indicadores del bienestar en animales de producción, desde los parámetros productivos hasta los fisiológicos, categorizados como indicadores no invasivos e indicadores invasivos.

 

En el ámbito de la producción animal existe una serie de prácticas de manejo e interacciones humano-animal que se requieren para el manejo y la mejora de eficiencia de los animales domésticos, tales como la manipulación, estrategias nutricionales, medicina preventiva, técnicas quirúrgicas, empleo de corrales y jaulas, y mecanismos y medios de transporte, entre otros. Esto puede implicar incomodidad o incluso dolor para los animales, lo cual puede generar estrés y, por consiguiente, cambios comportamentales y fisiológicos que conllevan a la disminución de su bienestar.

 

En esta revisión se presentan los principales requerimientos para medir de manera multimodal, indicadores del bienestar en animales de producción, desde los parámetros productivos hasta los fisiológicos, categorizados como indicadores no invasivos e indicadores invasivos. Se pretende generar una compilación de ideas para que el investigador de acuerdo con las limitaciones, condiciones y alcances de sus recursos evalúe bienestar animal con fines académicos, de investigación y de optimización de la producción y del mercadeo de los productos finales en un sistema de producción pecuario.

 

Los indicadores de estrés no invasivos son datos que facilitan la repetición de muestreos, puesto que para su colecta no afectan de manera prolongada o permanente las libertades de los animales de acuerdo con los conceptos del Farm Animal Welfare Council (FAWC, 1979). Esta institución, predecesora del actual Farm Animal Welfare Committee, considera que el estado de bienestar de un animal debe cumplir cinco aspectos o libertades: ausencia de hambre y sed, ausencia de incomodidad física y térmica, ausencia de dolor, lesión o enfermedad, ausencia de miedo y estrés, y capacidad para desplegar la conducta normal de la especie.

 

Los indicadores invasivos requieren manipulación especial de los animales sometidos al experimento que generan algún tipo de incomodidad o dolor como la extracción de sangre, uso de electrodos de aguja, cateterización, cirugías y biopsias, entre otros. Por esta razón se debe tener en cuenta que los datos obtenidos están sujetos a los cambios fisiológicos que generan el estrés agudo en la colecta de muestras y la manipulación de los individuos. Por otro lado, en los métodos invasivos, los animales deben ser restringidos y manipulados, lo que puede generar estrés.

 

Lea aquí el artículo completo.

 

Fuente Contexto Ganadero