Estos son los requerimientos y ventajas de las prótesis dentales para bovinos

Los implantes dentales se destinan sobre todo a semovientes con alto valor genético y capacidad reproductiva, como las vacas con alta producción de leche, a las cuales se justifica extender su vida útil. Aquí le mostramos cómo deben ser estas prótesis y los beneficios que traen.
Si viene esta alternativa se utiliza con mayor proporción en equinos, como lo señaló Carlos Martínez, creador de la empresa de implantes dentales para animales Genprogan, cada vez hay más personas que apelan a reparar la dentadura de los bovinos antes que descartarlos.
“Hemos tenido muy buena acogida. Vamos creciendo. Hemos trabajado en odontología en caballos, pequeños animales y, en menor, proporción en bovinos”.
La página web de Genprogan explica que el procedimiento consiste en rehabilitar el aparato masticatorio con la implantación de prótesis fijas que previene y corrige el desgaste dental, dando como resultado una recuperación de la condición corporal y de la productividad.
Por su parte, el médico veterinario Adolfo Marcelo Silveyra, director del servicio de prótesis dentales bovinas y docente de la Universidad Nacional de Rosario (Argentina), los aparatos de ortodoncia deben cumplir 5 características, siendo la primera que sea segura y dure en el tiempo.
La segunda es que sea individual, esto es, que corresponda a la fisionomía propia de cada bovina. La tercera es que no sea agresiva ni provoque molestias o rechazo orgánico a la hora de implantarla, empleando materiales quirúrgicos altamente calificados de calidad.
La cuarta característica es que sea de fácil colocación (el experto sugiere que un técnico debe poder implantarla en una fracción de 3 minutos), y finalmente, que sea económica, en términos de costo-beneficio en el largo plazo.
Ventajas
El especialista también detalló numerosos beneficios de colocar los implantes, empezando por la reducción en el descarte de vacas altamente productivas, lo que permite que haya un mayor número de terneras para venta porque no es necesario hacer tanta reposición de vientres.
Asimismo, se liberan pasturas que no son ocupadas por estas terneras sino por los vientres en producción. Incluso, de acuerdo a los cálculos de Silveyra, se pueden obtener hasta 5 terneros más por vientre, pues se prolonga la vida útil de la hembra.
En esta medida, el productor se ahorra la compra de animales para su hato, mientras que las vacas descartadas con prótesis terminan su ciclo reproductivo con un alto peso corporal, por lo cual se produce más kilos de carne por hectárea.
Finalmente, argumentó que “se aumenta la fertilidad global del rodeo ya que permanecen por más tiempo en producción vientres que han soportado filtros que le imponen una explotación de cría, como enfermedades ginecológicas y obstétricas, diagnóstico de preñez, poco pasto, etc.”
En todo caso, Silveyra precisó que los implantes dentarios ofrecerán mayor retorno económico cuanto más alto sea el valor genético del animal, por lo cual se utilizan en centro de inseminación artificial, fincas con hembras muy costosas de reponer o lecherías con ejemplares de alto rendimiento.
Fuente Contexto Ganadero