Estas son las características que debe tener un diluyente de semen bovino

Un diluyente es una solución acuosa que sirve para incrementar el volumen del eyaculado a fin de conseguir las dosis necesarias que se distribuyen en pajillas, preservando las características funcionales de las células espermáticas y el nivel de fertilidad adecuado.

 

César Augusto Gómez Velásquez, médico veterinario y magíster en Ciencias Veterinarias, precisó que el diluyente sirve para disminuir la concentración, para elevar la cantidad y así sacar entre 200 y 300 pajillas por cada eyaculado.

El diluyente debe tener unas características especiales. La primera es que proteja las células sexuales de los cambios de temperatura, especialmente el frío, y así alargar la vida en una nevera o un termo de nitrógeno”, indicó.

En segundo lugar, deben proveer de energía necesaria para que los espermatozoides, una vez descongelados, recuperen la viabilidad y vitalidad para fecundar. Además, deben tener capacidad amortiguadora para evitar cambios de pH y neutralizar los ácidos resultantes del metabolismo del esperma, así como controlar contaminantes microbianos.

De acuerdo con Gómez, hay diluyentes sintéticos y otros que incluyen proteína animal como fuente de energía, que no solo sirve como crioprotector sino que al mismo tiempo conserva el frío. Sus componentes van desde azúcares, sustancias buffer, orgánicas e incluyen antibióticos.

“Son antibióticos como espectinomicina, gentamicina, tilosina, nikomicina, y compuestos orgánicos como hidroximetil aminometano, soluciones tampón para disminuir el shock térmico y estabilizar el pH”, detalló.

El Tris [tris (hidroximetil) aminometano] es usado como el principal componente en el diluyente para la congelación del semen de toro, por su predominante capacidad buffer, diurética y actividad osmótica, así como una baja toxicidad a alta concentración.

“Estos diluyentes se componen con proteína animal, en este caso se usa la yema de huevo o leche descremada. En la mayoría se usan huevos frescos, de los cuales se extrae la yema que se emplea con el diluyente bioquímico comercial y se obtiene una sustancia completa para diluir los espermatozoides de la muestra”, explicó Gómez.

El experto señaló que al hacer la colecta de semen, se debe evaluar la calidad espermática para saber cuántas dosis se pueden extraer en cada eyaculado, y con ese cálculo se añade el diluyente necesario.

Dependiendo de la concentración espermática, se utiliza diluyente en proporción 1:1 o 2:1, esto es, por cada centímetro cúbico de semen se usa uno o 2 centímetros cúbicos de diluyente.

 

“Luego se procede a refrigerar la muestra desde los 35°C a 4°C, esa curva de refrigeración tiene que durar de 30 a 40 minutos. Después, el semen sufre un proceso de estabilización a esa temperatura, y ahí es cuando se adiciona el restante del diluyente para obtener el restante de las pajillas”, concluyó.

 

Fuente: Contexto Ganadero