Cruce entre Bos Taurus y Bos Indicus debe ser el biotipo bovino colombiano

Una gran polémica se vive en el sector ganadero sobre el biotipo de bovino que requiere el mercado nacional, y adicionalmente, el internacional. Hay consenso en que se requieren animales cruzados BT y BI, para lograr un balance tipo.

 

Diversos agentes del mercado nacional y otros que se mueven en el internacional, opinan que los animales deben ser de talla media, y asimismo, que sean cruzados precisamente para lograr un equilibrio y ser competitivos mediante la combinación de calidad y precio.

 

Médicos veterinarios, zootecnistas, ganaderos, exportadores, empresarios y dirigentes gremiales, dieron su concepto, pero sintetizan en que el animal debe ser de tipo mediano, con buenos lomos y excelentes en su tren trasero.

 

“El mercado internacional demanda un cruce entre Bos Taurus y Bos indicus y coincide con lo que nuestro sistema productivo colombiano puede generar”, dijo Oscar Fernando Ospina Rivera, médico veterinario, especialista y PhD, quien además es consultor nacional e internacional.

 

Sucede que si el productor se va hacia la línea Bos Indicus obtiene animales resistentes, pero la terneza de la carne y la calidad de la misma, disminuyen.

 

Para el PhD, en ese sentido el mercado internacional, lo castigaría de manera severa.

 

“Colombia puede producir animales Bos Taurus y Bos Indicus, con buenas condiciones de adaptación, e igualmente, con óptimas condiciones para el mercado”, aseveró.

 

Entonces se puede generar un equilibrio entre la demanda internacional de carne Bos Taurus y Bos Indicus y la capacidad nacional de producir cruces BT y BI.

 

Si en Colombia nos cerramos y producimos solo BT pues en el mercado internacional ese ganado tiene menor precio y no es tan competitivo.

 

“El país ganadero no se puede cerrar a producir solo BI y es necesario pensar que el mercado necesita el cruce de BT con BI para ser competitivos”, recomendó el consultor.

 

Biotipo ha cambiado

 

“Los biotipos del ganado han cambiado por una cuestión de mercado, es decir, que la eficiencia esta dada de acuerdo al mismo biotipo con frame más bajo”, opinó Felipe Aristizabal Henao, MVZ y especialista en nutrición de rumiantes de la Asociación Nacional de Especialistas de Medicina Bovina de España, Anembe.

 

El animal debe ser de talla media o de media baja, y asimismo, profundo, esto es, que sea amplio, con lomos y cuartos traseros excelentes”, afirmo.

“De manera simultánea de patas cortas, largo, profundo, de gran adaptabilidad a altas temperaturas y resistencia natural a aspectos sanitarios (parásitos, enfermedades, etc)”.

 

Se requiere también que los bovinos sean más precoces y que la terminación se gestione en menos tiempo.

 

Razas nacionales

En ese sentido han cobrado importancia varias razas nacionales como BON, Romosinuano y Hartón del Valle, por citar algunas”, dijo Aristizabal.

 

Al mismo tiempo los cruces con angus y senepol, han servido igualmente para tratar de encontrar el biotipo mencionado.

 

Estos aspectos con respecto a la ceba, pero en la cría sucede algo similar, es decir, de alta precocidad sexual y gran desempeño reproductivo para que aumente la natalidad del hato.

 

Más que un asunto de raza, es de selección del biotipo de acuerdo a las características funcionales, que permitan rentabilidad.

 

Para Aristizabal, “el mercado se está comportando de esa manera es llevado por obtener mayor eficiencia en materia económica y mejor rendimiento en la producción”.

 

Además que los animales de talla media al registrar menos peso y al tener requerimientos inferiores, el productor podrá tener más número de animales por hectárea.

 

Fredy Lozano, MVZ, ganadero y empresario, opinó que, “el mercado nacional, e internacional, requieren el mismo biotipo bovino”.

La demanda se centra en un animal largo, ancho, de talla media, precoz, y bien terminando.

 

“Me refiero a que el animal debe proporcionar una canal con notable cobertura de grasa”, insistió el experto.

 

Selección equivocada

 

“No son razas, son individuos. Equivocadamente la manera tradicional de selección por rendimientos individuales lleva a animales magros, tardíos en precocidad y de altos requerimientos nutricionales”, sostuvo Juan Carlos Robledo, ganadero y médico veterinario, cuyo padre fue el pionero de la transferencia de embriones en la raza BON.

 

Esa mala selección incluye todos los programas de mejoramiento que hoy tenemos en Colombia, el problema es la falta de un objetivo claro, que para todos debería ser: el máximo beneficio económico por hectárea sustentable.

 

“Bajo ese objetivo se elimina la selección por rendimientos individuales y los animales de bajo mantenimiento y correcto balance hormonal, pasan a ser los más productivos”.

 

Aunque comparados con el ganado cebú de Colombia, si son superiores.

 

“Si los productores insisten en el esquema de la selección, muy pronto, los criollos y los cebuinos, estarán en el más bajo nivel posible de producción sustentable por área”, concluyó Robledo.

 

Cruces

 

“El mercado requiere ganados cruzados, ya sea con Simental, Angus, o Holstein por Cebú”, dijo Alfredo Martínez, gerente de Subavan, la subasta del municipio de Yolombó en Antioquia.

 

Este tipo de ganado tiene una mejor ganancia de peso, es un ganado agradecido que come en loma y es de fácil adaptabilidad

 

“También son conocidos como 7 colores, lo que en otros términos se traduce a ejemplares con buen envase para meter kilos y amplios en su tren posterior”, comentó.

 

“Estos ganados gordos son de excelente calidad para nuestro mercado nacional y podríamos pensar que deben ser el tipo para el mercado de exportación”, recomendó Martínez.

 

No hay población

 

“Que sean de talla media se refiere a que estén más adecuados para una buena interacción genética ambiental, o sea, que se desempeñen mejor en las condiciones del país”, anotó Luz Mercedes Botero Arango, Zootecnista, M.Sc, y miembro de la junta directiva de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Doble Propósito, Asodoble.

 

Animales de mayor tamaño son adecuados en zona templada, donde se pueden también lograr biotipos balanceados y comerciales.

 

“Los cruces bien dirigidos aportan vigor hibrido que genera una respuesta en el individuo de mayor producción y productividad”, explicó.

 

Si hubiera suficiente población Romosinuano e igualmente de muchas de las razas criollas, no sería necesario hacer cruces

 

“Las mejores carnes y cortes generalmente están en razas Bos Taurus, pero estas tienen el problema que no se adaptan a la geografía y al ambiente de Colombia”, advirtió.

 

El 7 colores es sinónimo de cruce, pero existen estudios científicos que demuestran que lo mejor es involucrar 4 razas, 2 Bos Taurus y 2 Bos Indicus, lo cual, exigiría un trabajo muy delicado.

 

“Por eso los gringos han formado las razas sintéticas que son la expresión de este principio genético productivo”, puntualizó.

 

Máximo de 30 meses

 

“El ideal es un ganado de 460 a 480 kilos con edad entre 24 y 30 meses”, sugirió Andres Vargas, de la ganadería El Cuadril y Agrocarnes 4V, que tiene un esquema de integración vertical y produce desde que nace el animal hasta el corte con valor agregado.

 

Este biotipo genera un marmóreo excelente, buen tamaño de las piezas, y asimismo, de los cortes.

 

“La experiencia me ha enseñado que es de gran trascendencia en la ganadería tener en cuenta el peso, pero es de mayor importancia la edad, porque proporciona terneza al producto cárnico”, resaltó.

 

Depende del país

 

“El biotipo general es la talla media, con buenos lomos y excelentes cuartos traseros”, especificó Miguel Dulcey, gerente de la empresa Expoganados Internacional S.A.S. especializada en exportación de ganado en pie a los países del Medio Oriente.

 

No obstante hay mercados para todas las razas como es el caso de Cebú, Angus y Brangus.

Agregó que, “de todas maneras eso depende de los protocolos de cada país”.

 

Se da el caso que algunos mercados prefieren ganado que proceda del cruce de Brahman con Bos Taurus.

 

“Dichos animales tienen un mayor rendimiento en el sacrificio, y además, la virtud que al someterlos al feed lot -engorde en corral- aumentan de peso con mayor rapidez”, sintetizó el empresario.

 

El medio…

 

“Es importante buscar líneas de sangre que incluyan buenos lomos y óptimos cuartos traseros. ¿Eso cómo se logra? Con mejoramiento genético usando toros probados”, expresó Paola Castro de Nariño, ganadera de gran tradición y vicepresidente del Comité Cebuista de la Orinoquía.

 

La virtud del animal está en el medio. Es necesario buscar animales que produzcan en las condiciones de la zona donde sean albergados.

 

Romosinuano con Brahman

 

“Trabajamos con la raza Romosinuano y nos ha dado buenos resultados en el tema de la producción de carne. Son animales de estatura media con buen rendimiento en canal”, explicó Juan Carlos Romero, ganadero de gran tradición del departamento de Sucre.

 

Realizamos el cruce de este animal con Brahman y obtuvimos el F1, lo que permitió mejorar ostensiblemente los cuartos traseros.

 

“Logramos sacarlos al mercado de 2 años y medio con 460 kilos de peso”.

 

Estos ejemplares vienen siendo el Bos Taurus de nosotros, es muy parecido al Aberdeen Angus en su fenotipo.

 

“No obstante este BT es más resistente y precoz, rustico de tal manera que el mantenimiento es más económico que el de un F1 Angus”.

 

Se busca un animal de estatura media, no muy grande, porque en este último caso se requiere más forraje, y más tiempo para terminarlo.

 

Regirse por la demanda

 

“El mercado debe estar regido por la demanda, esto, no es otra cosa qué observar qué quiere la gente y tratar de enfocarse a producir ese tipo de animal sin ninguna clase de romanticismo”, sostuvo Daniel Cadavid Londoño, presidente del Comité Departamental de Ganaderos de Antioquia.

“Lo ideal es hacer cruces entre las razas que son competitivas en calidad de carne y ofrecer este producto con mejor calidad” recomendó.
Fuente Contexto Ganadero