Conozca por qué se confundió el tipo de garrapata que afecta al ganado

Con la presencia cada vez mayor de estos parásitos en las ganaderías de nuestro país, los productores se esfuerzan por erradicarlos usando químicos que podrían no ser efectivos, pues están diseñados para un tipo de insecto distinto al que habita en las praderas colombianas.

 

Gabriel Tafur Gómez, profesor de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (UDCA), señaló que los ganaderos han hecho un “uso indiscriminado de herbicidas y acaricidas”, porque no hay una adecuada selección ni rotación de productos.

 

De hecho, una de las falencias más graves es el desconocimiento de la ecología de la garrapata, y básicamente del tipo de parásito que afecta a los bovinos en los campos de Colombia.

 

“Hacia los años 90, aquí se realizaron unos ensayos con un producto que todo el mundo conocía como ‘vacuna cubana’, que lo único de cubano que tenía es que en este país se hacía la producción recombinante. Pero el origen molecular era partir Rhipicephalus australis, que es la garrapata del ganado de Australia”, aclaró.

 

De acuerdo con Tafur Gómez, el insecto del país austral se conocía como Rhipicephalus (boophilus) microplus, y hasta hace algunos años se descubrió que era muy distinto a la garrapata que existe en el continente americano, que proviene de África.

 

Por consiguiente, cuando se usaron las proteínas de la membrana basal del intestino de la Rhipicephalus australis como vacuna en Colombia, los antígenos dieron resultados variables.

 

Estas proteínas no están del todo presentes en las garrapatas de aquí. Luego se hicieron unos estudios en Argentina hacia el año 98, donde identificaron que había disparidad en la expresión de esta proteína Bm86 (como así se llamó) entre las garrapatas de Australia y de América. De ahí la importancia de desarrollar antígenos para nuestras propias garrapatas”, indicó.

 

Tafur Gómez también aclaró por qué ocurrió la confusión a la hora de identificar los tipos de garrapatas. Tradicionalmente, al insecto que afecta al ganado se le conocía como Boophilus por su comportamiento, pues el nombre proviene de boo (bovinos) y philus (amigo), esto es, amigo del bovino.

 

“En 2001, una investigadora en Sudáfrica concluyó que la garrapata boophilus microplus hacía parte del género Rhipicephalus, porque tienen mucha identidad genética”, explicó. 

 

Por este motivo, estos insectos no solo se han hecho más resistentes debido al uso de antiparasitarios sin control, sino también porque muchos de los tratamientos usados en el siglo pasado no correspondían al tipo específico de garrapata.