Conozca los beneficios de suministrar levaduras en terneros

Algunas investigaciones han demostrado que el uso de este suplemento también tiene efectos positivos en terneros destetados y de levante. No obstante, los expertos aconsejan tener algunas precauciones para conseguir el mejor rendimiento de estos ejemplares.

La levadura de cervecería (Saccharomyces cerevisiae L.) es un co-producto deshidratado de alta calidad, que procede de la separación de la cerveza después de la fermentación de la malta.

Tienen un elevado contenido en proteína (46 %) de alta digestibilidad y un adecuado perfil de aminoácidos esenciales (especialmente lisina y treonina), por lo cual constituye una buena fuente proteica para piensos de lechones, aves jóvenes y terneros lactantes.

 

Se pueden comercializar muertas o vivas. En el primer caso, son aisladas por centrifugación y secadas por atomización mediante el proceso conocido como spray-dried. Pero también pueden venderse de forma húmeda y prensada, manteniendo su actividad biológica.

 

Los ganaderos pueden ofrecer este alimento a los terneros en un 10% de la dieta del animal si se trata de la levadura muerta, mientras que la viva se debe ofrecer una pequeña cantidad, como recomendó el ingeniero agrónomo Daniel Carlos Besso:

 

“Si pones la levadura en polvo viva con un poco de harina, azúcar y bastante agua, comienza a fermentar. Si se puede usar una pequeñísima cantidad como para poblar el rumen, pero no sirve como para poner un 10% en el alimento”.

Un estudio de la Universidad Autónoma de Chihuahua (México), que evaluó el efecto de un aditivo de levaduras en la dieta de becerras destetadas en el comportamiento productivo, encontró que este suplemento mejora la fermentación y el ambiente ruminal.

 

De esta forma, se aumentan resultados como la ganancia diaria peso reflejándose en el peso vivo, así como el consumo diario de alimento siendo más eficiente en la conversión alimenticia.

 

El ingeniero Fernando R. Feuchter de México añadió que la levadura tiene un mejor efecto nutritivo y sobre la salud de animales jóvenes que siguen lactando y que no son rumiantes, tras realizar una prueba con novillas destetadas de 6 meses.

 

“La levadura comercial deshidratada puede ser levadura de cultivo unicelular (de excelente calidad), de la industria farmacéutica o puede ser granos de destilería secos (muy buen alimento)”, precisó el experto.

 

Fuente Contexto Ganadero