Conozca el inventario estimado de razas bovinas en Colombia

En 2018 se realizó la Encuesta Nacional de Recursos Domésticos adelantada por la red Conbiand y cuya información alimenta al sistema DAD-IS de la FAO. Se trata de una aproximación del número de animales que existe por cada especie y cada raza.
La investigación se realizó para determinar la cantidad de animales por raza que existen en el país de 7 especies domésticas: bovinos, bufalinos, caprinos, ovinos, equinos, porcinos y aves, como un primer paso para hacer un censo más preciso en el futuro.
César Augusto Corredor, director de Innovación, Desarrollo Tecnológico y Protección Sanitaria del Ministerio de Agricultura, sostuvo que se centró en una herramienta de estimación dividida en 2 partes.
“La primera es la información censal oficial de cada especie sin mayor dato de diferenciación por raza, y la segunda se soporta sobre la herramienta de encuesta desarrollada por Red Conbiand que se aplicó in situ según diseño de las zonas agroecológicas”, dijo.
La Red de Conservación de la Biodiversidad de los Animales Domésticos Locales para el Desarrollo Rural Sostenible en Iberoamérica (Red Conbiand) dirigió consultas en 5 países de América Latina en atención a una solicitud de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
En Colombia, los censos cubrieron 25 municipios representativos de las 5 regiones agroecológicas del país: 3 de la Amazonia; 6 de la Andina; 6 del Caribe; 7 de la Orinoquia y 3 del Pacífico, para un total de 3 municipios del trópico alto, 2 de trópico medio y 20 del trópico bajo.
“(Esto nos permitirá) en primera instancia, inferir sobre el conocimiento previo de los censos de las diferentes razas que componen el inventario pecuario del país y que serán las reportadas por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia al sistema DAD-IS de FAO”, añadió Corredor.
El Sistema de Información de la Diversidad de Animales Domésticos o Domestic Animal Diversity Information System (DAD-IS) contiene la información a nivel mundial sobre las diferentes razas de las especies pecuarias.
En total, se realizaron más de 300 encuestas de las cuales se emplearon 289 que cubrieron un total de 62.730 animales con las siguientes proporciones por especie: aves, 9.42%; bovinos, 71.92%; búfalos, 0.72%; caprinos, 6.25%; equinos, 6.25%; ovinos (lana y pelo), 5.27% y porcinos, 1.90%.
El inventario bovino de Colombia
Para el caso de las razas bovinas, Corredor resaltó que la población según el censo Dane de 2017 es de 23 millones 475 mil 022. En el trabajo de estimación, se identificaron 6 razas bos indicus, 13 bos taurus, 11 criollas y 9 compuestas, la mayoría de cruces entre cebuinos y taurinos.
Como lo recalcó el funcionario más arriba, se emplearon los datos censales oficiales, específicamente de la Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas de Colombia (Unaga) y de cada asociación ganadera, como la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú (Asocebú).
La cartera agropecuaria comparó la información suministrada por las asociaciones con la recolectada por la encuesta, que además de los registros de razas oficiales, señaló poblaciones comerciales de bovinos puros no registrados.
En ese caso, cuando no se encontraron ejemplares de razas cebuinas en los municipios donde se realizó la encuesta (como Guzerá, Nelore, Sardo Negro o Indubrasil), se tomaron las poblaciones indicadas por Asocebú para suministrar la información en el DAD-IS.
Justamente los ejemplares bos indicus son los que predominan en Colombia. Según la encuesta de la red Conbiand, están distribuidos en Brahman (449 mil 820), Brahman rojo (4.770), Gyr (12 mil 922), Gyrolando (36 mil 317). (Los números corresponden a la población máxima estimada).
No obstante, la población más amplia corresponde al cebú comercial (el Brahman que no está registrado por Asocebú), que de acuerdo con el DAD-IS es de 15 millones 284 mil 299 animales.
En cuanto a las poblaciones de razas taurinas estimadas, la encuesta contó con un tamaño escaso de muestra por lo cual no se reportaron. En cambio, la información que dispone la FAO data de 2000 y 2003 con las siguientes cifras: Holstein, con 864 mil 493; Normando, 380 mil 537; Pardo Suizo con 128 mil 286; Jersey (14 mil 902) y Ayrshire (8.499).
Corredor aclaró que la contribución de Unaga se tomó en cuenta como referencia para este primer ejercicio y no se reportó al DAD-IS debido a la falta de claridad “si se trata de animales existentes (vivos) o se refiere a las poblaciones históricamente registradas por las asociaciones”.
Por este motivo, debido a que Unaga reportó en un solo ítem razas puras y compuestos como Angus y Brangus; Simental y Simbrah; Charolais y Charbray; Hereford y Braford, y Pardo Suizo Braunvieh, estos datos no se usaron para las estimaciones de las poblaciones.
En cambio, la encuesta reportó la existencia de ejemplares del compuesto Simbrah, cuyos datos fueron suministrados al DAD-IS por ser la única con credibilidad estadística, ofreciendo un tamaño estimado de 9.020 efectivos.
En cuanto a los búfalos, las razas que hay en el país son Carabao, Jaffarabadi, Mediterránea, Murrah y Nili-Ravi, que según el censo del Dane de 2017 suman 308.580 animales. En la encuesta, solo se reportaron 3.856 ejemplares de la raza Murrah.
El funcionario del MinAgricultura señaló que faltaron razas que deberán registrarse más adelante en el DAD-IS como las razas de lidia de origen español (que se encuentran en Asociación de Criadores de Toros de Lidia de Colombia, Astolco); la raza criolla Campuzano, presente en la Guajira, la raza pura índica Red Sindhi y el compuesto Siboney (Holstein Cebú) de origen cubano.
Razas criollas y colombianas
El caso de estos ejemplares es bastante especial, pues si bien la encuesta no registró estimaciones para cada una de las 11 razas, Colombia ha reportado información al DAD-IS con censos de 1986, 1988 y 1999, con el más reciente de 2018.
“Solo fue posible realizar encuestas en cuatro de dichas poblaciones y para no sobrestimar los totales se promediaron los valores obtenidos en los censos de las mismas y en las encuestas y, en todos los casos, se adicionaron los tamaños de las poblaciones de los bancos de germoplasma y de los núcleos de mejoramiento en poder de Agrosavia”, detalló Corredor.
Germán Martínez Correal, miembro de la Red Conbiand y presidente de la Asociación de Criadores de Ganado Criollo de los Llanos Orientales (Asocriollanos), reveló para este medio que él fue responsable de entregar los primeros datos de estas razas al sistema de la FAO.
“En la década de los 90 casualmente me correspondió a mí manejar la página del DAD-IS y en aquella época teníamos conocimiento de las razas bovinas por un censo que habíamos hecho en el año 86. Las asociaciones ganaderas también nos han facilitado los inventarios de los animales que tienen registrados”, dijo.
Al igual que el director de Innovación del Ministerio, Martínez resaltó el aporte al censo de las razas criollas y colombianos gracias a la red de productores de Agrosavia, las mesas técnicas, los bancos de germoplasma y los núcleos de mejoramiento, así como la gestión desde Asocriollanos.
Yo creo que es la mayor y la mejor aproximación sobre el censo de las razas que hay en el país, el más exacto y del que podemos tomar más inferencias no solo de la encuesta sino de los censos que han hecho las instituciones. Ahí tenemos una mayor aproximación de la población de razas bovinas criollas”, dijo.
En la tabla del final de este informe, usted encontrará la población máxima de cada una de las razas criollas y colombianas con datos actualizados a 2018 en el DAD-IS, incluyendo el Blanco Orejinegro, Casanareño, Chino Santandereano, Hartón del Valle, Lucerna, Romosinuano, Sanmartinero y Velásquez.
La relevancia del censo
Corredor explicó que Colombia fue pionera en el ámbito iberoamericano al iniciar programas de conservación de bovinos, porcinos y ovinos en 1936. En 1992 suscribió el Convenio sobre la Diversidad Biológica para preservar sus recursos genéticos, y en 1994, se expide la Ley 164 para fomentar la conservación, el conocimiento y el uso sostenible de la biodiversidad.
En 2007, firma el compromiso que contempla la puesta en marcha del Plan Nacional de Acción para la Conservación, Mejoramiento y Utilización sostenible de los Recursos Genéticos Animales de Colombia, que finalmente es estructurado en 2010. Este fue el último año en que, según Corredor, se dieron acciones concretar para preservar estos recursos.
En cambio, con el censo de Conbiand y la entrega de información al DAD-IS, el funcionario expresó que se podrán construir “acciones de política que consoliden medidas y estrategias para garantizar la conservación de las razas en peligro de extinción y la correcta utilización y el mejoramiento genético de las ya consolidadas, procurando el desarrollo sostenible de los recursos zoogenéticos prioritarios”.
De otra parte, Martínez Correal, que como consultor de la FAO dirigió la elaboración del plan de acción de los recursos genéticos, manifestó que esta encuesta no solamente estaba enfocada en la contabilidad de los semovientes, sino también en el detalle de los sistemas productivos de cada productor, así como su condición socioeconómica y aspectos como asistencia técnica y sanidad animal.
No es fácil pero ya estamos dando los primeros pasos para que a futuro, y ojalá que esto cale a nivel del gobierno central, para que conozcamos los censos de todas nuestras especies”, señaló.
Estos son los datos que el Ministerio de Agricultura presentó al DAD-IS de la FAO con base en los censos de los gremios nacionales y la Encuesta Nacional de Recursos Domésticos adelantada por la Red Conbiand:
Fuente Contexto Ganadero