Cómo corregir la luxación o dislocación de cadera en bovinos

La luxación es un tipo de traumatismo, en este caso a nivel de la cadera, donde se disloca o se descuadra la inserción o la articulación de algún hueso, afirmóCésar Gómez, médico veterinario y zootecnista.

 

Las luxaciones o dislocación de cadera pueden ser causadas por movimientos bruscos de los bovinos como por ejemplo cuando se resbalan, se golpean o cuando las vacas son montadas por toros permitiendo que se pierda el ángulo y haciendo que la cabeza del fémur se salga del acetábulo, afirmaron Gómez y Gustavo Rodríguez, médico veterinario y zootecnista.

 

Corrección de luxación

 

Gómez manifestó que el tratamiento puede realizarse con reposo del animal, el cual con su mismo peso logra encajar nuevamente la cabeza del fémur sobre el acetábulo, aunque debido a su fuerza muscular es posible que se pueda descuadrar más el ángulo, por lo que se considera un proceso difícil.

 

Agregó que “otro tipo de articulaciones entre los mismos huesos de la cadera que son ilion, isquion y pubis, pueden tener luxaciones y por lo general pasa cuando el animal está pariendo”.

 

En el momento del parto cabe aclarar que el animal estimula estrógenos, lo que hace que otra vaca o toro la monte ocasionando en una luxación de tipo fractura donde se desarticulan los huesos de la cadera, la cual es más grave y por lo general termina siendo un descarte del animal , indicó el profesional.

 

Debido a estas complicaciones, los profesionales hacen referencia a la corrección del traumatismo debido a que sus complicaciones pueden producir perdida de la movilidad, de agilidad, no va a comer bien y el dolor afecta el bienestar animal, lo que lleva a que el animal se retrase.

 

Rodríguez manifestó que hay bovinos que puede mantenerse con el traumatismo, según Gómez, existe “una luxación del fémur sobre la cadera, pero que se observa en la tuberosidad coxal del animal cuando se ve el declive. Esos animales están en la finca sin problema, ellas caminan normal, obviamente tienen su molestia o su cojera, pero por lo general no reviste dolor, ni molestia, y el animal esta normal”.

 

Según Gómez, aunque existen cirugías para reafirmar la cabeza sobre el acetábulo, el costo es muy elevado. Si se habla de la relación de costo / beneficio del tratamiento versus el costo del animal en pie. Por esta razón este tipo de cirugías generalmente no se hacen. El costo promedio de un animal puede estar a comercio en carne aproximadamente $1.500.000 y la cirugía puede estar costando $700.000, $800.000 por tanto no se justificaría realizar el procedimiento.

 

Es de resaltar que este tipo de dislocaciones se presentan con frecuencia en vacas adultas o que han tenido varios partos, agregó el profesional.

 

Finalmente, Gómez ratificó que puede darse también por “algún componente genético, sobre todo en razas puras. Las razas puras -cómo tienen esos cruzamientos entre las mismas razas, entre familiares para poder fijar características-, posiblemente pueden llegar a tener algún problema hereditario de displasia de cadera qué termina en una luxación”.

 

Fuente Contexto Ganadero