LA MOSCA DE LOS CUERNOS: Haematobia irritans

El mal de la mosca de los cuernos no causa la muerte de los bovinos. Sin embargo, afecta el bolsillo de los ganaderos que están obligados a invertir capital en medicamentos para controlar el parásito.

No hay ganadería en el mundo que no haya convivido con la mosca de los cuernos. En la actualidad, Uruguay atraviesa por un periodo de incidencia alta de la infestación, lo que ha encendido las alarmas de las autoridades sanitarias.

Los problemas parasitarios se reportan en equinos y bovinos de Uruguay, tras el paso de la primavera y la llegada del invierno, lo que ha ocasiona la proliferación de la mosca en un ambiente húmedo.

Ante eso, se optó por suministrar a los animales suguaypicida, pero las reses no respondieron al medicamento.

“No hay muchas opciones para ejercer un control más efectivo sobre este problema, lo más aconsejable son los fosforados, pero al aplicarse externamente con una lluvia pierden su efectividad y todo vuelve a reiniciarse, lo aconsejable es tratar cuando hay mucha población para evitar alta resistencia”, anotaron las autoridades sanitarias del país Suramericano.

La enfermedad en Colombia

En Colombia se encuentran 4 clases de moscas que alteran la ganadería bovina. En consecuencia, las reses pierden sangre por las picaduras y registran episodios de estrés por el dolor, lo que hace que los ejemplares reduzcan su peso en un 30%.

Se ha comprobado que las infestaciones de 200 moscas pueden reducir la producción de leche en unos 0,5 litros diarios.

Fedegán trabaja en control del parásito

Esperanza Polanía, coordinadora de Seguimiento Epidemiológico de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, explicó que “las moscas son las principales transmisoras de otros agentes infecciosos”.

Por eso se creo el Control Integrado de Parásitos, CIP, programa que desarrolla Fedegán para reducir la incidencia de las infecciones en la ganadería de Colombia.

Manifestó que los productores del país reciben información sobre el programa y las estrategias de prevención a seguir para que no haya proliferación de los parásitos, evitar el retraso en el crecimiento de los bovinos, planear un programa anual que comprenda la aplicación de antiparasitarios y otras medidas de campo. Además, para aplicar correctamente los productos antiparasitarios.

El control comienza con el manejo adecuado de la basura orgánica, sobrantes de comida de personas y animales, y materia orgánica.

A diario se deben limpiar las instalaciones donde estén los bovinos, y no puede haber charcos y malezas, “para no favorecer que las moscas depositen sus huevos y se desarrollen las larvas causantes de las gusaneras”, dijo Polanía.

Los ganaderos deben estar atentos al ciclo de vida de las moscas y cuando haya partos, se sugiere enterrar las placetas. En caso de aborto o muerte de una res, hacer los mismo con el fetos y el cadáver. Las fosas deben estar cubiertas con cal viva.

¿Cómo se controla la presencia de la mosca?

En Colombia se utilizan 3 métodos para disminuir o acabar con las moscas que aparecen en las reses. Está la Aspersión que consiste en bañar el animal con una solución líquida. La ‘pour on’ que es cuando se aplica una pomada o aceite en el dorso del ejemplar. También está la inyectable.

La coordinadora de Seguimiento Epidemiológico de Fedegán expresó que el uso de trampas para moscas es otro método de control que va de la mano del uso de plaguicidas.

En caso de aplicar plaguicidas o cebos envenenados, el ganadero debe utilizar productos con registro del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, y seguir estrictamente las recomendaciones de un profesional.

Polanía añadió que el ganadero no puede mezclar o aplicar insecticidas de uso agrícola sobre los animales. Tampoco usar tratamientos de forma frecuente hasta que haya sido asesorado por un profesional, y mucho menos combinar productos antiparasitarios en una sola aplicación.

Moscas en Colombia

Guillermo Alarcón, médico veterinario de Seguimiento Epidemiológico de Fedegán, manifestó que en la ganadería Colombia se presenta la mosca de los cuernos Haematobia irritans, que mide de 4 a 5 milímetros de longitud, se alimenta de sangre, se ubica en la espalda, flancos y parte baja del abdomen, y deposita los huevos en el estiércol.

También dijo que se encuentra la mosca de establo, Stomoxys calcitrans, la cual mide de 6 a 10 milímetros de longitud, se alimenta de sangre, se ubica en las extremidades y abdomen del animal y deposita los huevos en material vegetal en descomposición.

La mosca común, Musca doméstica, tiene un “comportamiento inquieto, contamina alimentos y transmite enfermedades”, señaló Alarcón, quien agregó que en Colombia también está el insecto nuche, Dermatobia hominis: “sus larvas producen forúnculos en la piel, habita en zonas con abundante vegetación y se presentan altas poblaciones en época de lluvia”.

La mosca de los cuernos, de la paleta o mosca paletera, es uno de los insectos que causa más daño a la ganadería vacuno en Europa, África y toda América.