Cómo elegir un perro adecuado para tu familia

m-perros-husky-siberiano.html-2

Elegir el perro adecuado para tu familia puede ser difícil. Encontrar el que satisfaga las necesidades de tu familia es fundamental para el desarrollo de una relación sana. Ciertas razas estarán más en sintonía con tu estilo de vida, tus necesidades y deseos, que otras. También es importante que consideres si puedes cumplir con las necesidades del perro. Algunas razas requieren de más cuidado y atención que otras.

perros-beagle

i_la-venta-de-perros-peligrosos-esta-prohibida-por-ordenanza_15799

Chulos-Perros

Instrucciones

1
Determina para qué necesitas un perro. Estás pensando en comprar un perro como protección. Entonces, busca uno de raza grande y más agresivo como un rottweiler, un pastor alemán o un pit bull terrier. Los machos son generalmente más agresivos que las hembras. Si estás buscando una compañía para acurrucarte en la cama, es recomendable elegir uno de una raza pequeña como un chihuahua o un pomerania. Todos los perros necesitan afecto, pero los más grandes ocupan más espacio en tu cama.

2
Considera qué tipo de ambiente familiar hay en tu casa. Las mascotas no son objetos; por lo tanto, tienen ciertas necesidades que se deben satisfacer para llevar una vida productiva, sana y feliz. ¿Tienes niños pequeños que puedan molestar o ser molestados o heridos por un perro? Si es así, entonces requieres de uno de carácter tranquilo y con capacidad de socializar. Por ejemplo, un golden retriever, un collie, un carlino o un bóxer, animales que se llevan bien con los niños. Otras razas como el dálmata y el kerry blue terrier son menos tolerantes. Si tienes otras mascotas, necesitarás de un perro que se lleva bien con otros animales. Si vives solo, y no tienes otras mascotas en casa, estos aspectos no son importantes.

3
Calcula la cantidad de atención que puedes dar a un perro. Ciertas razas requieren más atención y cuidado para que el animal esté bien y feliz. Los perros de agua portugueses, los shelties y los border collies son razas con mucha energía, por lo que requieren de mucha atención y ejercicio. Los mastines y el bichón maltés son tranquilos y no requieren de tantos paseos al parque. Si eres una persona muy ocupada por razones de trabajo o por otras actividades, reconsidera tu decisión. Todos los perros necesitan atención y ejercicio.

4
Considera la paciencia que tienes para un perro. Algunas razas son más fáciles de entrenar que otras. Por ejemplo, los de la raza labrador y springer spaniel inglés son más fáciles de entrenar que los boston terriers.

5
Sé consciente de las condiciones de vida que tienes que ofrecer a un perro. Los grandes necesitan mucho espacio para correr y jugar. ¿Cuentas con un espacio amplio que dé cabida a un perro grande? Asegúrate de que tu patio sea agradable, antes de considerar la compra de un perro y quieras tenerlo al aire libre. Si has trabajado incansablemente para tener un patio trasero perfectamente cuidado, algunas razas como el pitt bull son famosas porque son destructivas. Si deseas tener tu perro al aire libre, el patio debe estar acondicionado para protegerlo de las condiciones meteorológicas que puedan afectar su salud. Por ejemplo, el clima extremadamente frío no es bueno para razas como el chihuahua que tiene el pelo corto.

6
Investiga la raza del perro. Según el sitio PetPlace, “Cada raza tiene su propia historia y su razón de ser, lo cual se ha convertido en su código genético. Por ejemplo, los perros salchicha se usaban para perseguir a los conejos, venados y otros animales. El perro de montaña de los Pirineos se consideraba para proteger al ganado de los zorros y otros depredadores. El labrador retriever ayuda al cazador y el pastor Inglés conduce las ovejas y el ganado al mercado”. Entonces,”entender el por qué una raza fue criada te ayudará a encontrar un perro con el temperamento y la agilidad adecuados que necesitas”.

7
Calcula tus recursos financieros. Los perros grandes comen más que los pequeños y requieren más recursos financieros asignados a su alimentación. Los chow chow requieren más preparación y los pitt bull terrier demandan mayor gasto destinado a sus servicios de aseo. Todos los perros son propensos a sufrir alguna enfermedad en algún momento de sus vidas. ¿Tienes dinero para pagar las visitas al veterinario? Algunas razas son más propensas a padecer ciertas enfermedades. Los dálmatas tienden a sufrir de sordera, mientras que un pastor alemán y un San Bernardo pueden padecer displasia de cadera.