ALGUNAS ENFERMEDADES COMUNES EN PERROS ADULTOS

Nuestros compañeros caninos están viviendo más estos días, tal como nosotros.

La desventaja de una mayor esperanza de vida son los inevitables problemas de salud relacionados con la edad que vienen junto con ella.

“Cincuenta por ciento de los dueños comparten sus corazones con mascotas de 7 años o mayores. La atención veterinaria moderna ayuda a muchos perros a mantenerse sanos una década o más, y los perros pequeños a veces lo exceden y envejecen con gracia en sus veinte años”.

Es muy importante que lleves a tu perro adulto regularmente al veterinario para que puedas permanecer al tanto de cualquier cambio en su salud. Pero también hay varias cosas que puedes hacer en casa por tu amigo peludo que ayudaran a hacer sus años dorados más saludables y felices.

Generalmente se asume que su perro a los 7 años se dirige hacia la segunda mitad de su vida. Sé que parece un poco prematuro ver a un perro 7 de años como un jubilado, especialmente si su perro todavía se ve y actúa como un cachorro.

Pero para apoyar su salud, estado mental y calidad de vida a medida que envejece, en realidad no es una mala idea pensar acerca de maneras en las que puedas tener cuidado extra especial de tu mascota mientras cruza el umbral de 7 años y más allá.

Enfermedad Común #1: Artritis

Mantener a tu perro en un peso saludable y asegurar que es físicamente activo a lo largo de su vida le ayudará a controlar la artritis y enfermedad articular degenerativa en sus últimos años.

Ajustes quiroprácticos, masajes, estiramientos, terapia acuática y acupuntura son terapias que pueden hacer una gran diferencia en la movilidad de su mascota mientras envejece. Habla con tu veterinario sobre los suplementos que puedes agregar a la dieta de tu perro para ayudarlo a mantener el cartílago, ligamentos, articulaciones y tendones saludables. Algunas pueden incluir:

Sulfato de glucosamina con MSM ( metilsulfonilmetano) y membrana de cáscara de huevo
Grasas Omega-3 (Aceite de kril)
Superalimentos como espirulina y astaxantina
Fórmulas anti-inflamatorias naturales (hierbas, enzimas proteolíticas y nutracéuticos)

Enfermedad Común #2: Cataratas

Desafortunadamente, las cataratas son comunes en perros más viejos. Sin embargo, es importante saber si tu perro tiene cataratas, o si tiene un problema más común del ojo llamada esclerosis nuclear.

En la esclerosis nuclear, el tejido ocular se hace más duro y más rígido con el tiempo, y los ojos toman un tinte gris azulado. A diferencia de las cataratas, la esclerosis nuclear no compromete seriamente la vista y ningún tratamiento es necesario.

Una manera en la que puedes ayudar a tu perro a evitar las cataratas es asegurarte de que nunca tenga sobrepeso, lo que aumenta la probabilidad de diabetes. Las cataratas diabéticas causan ceguera en demasiados cachorros.

Otra causa de cataratas es la intoxicación. Esta es una razón más para nunca permitir que tu perro reciba las vacunas que no necesita, o depender de otros médicos comúnmente prescritos a las mascotas. Ten mucho cuidado con los medicamentos contra el gusano del corazón y los preventivos de pulgas/garrapatas.

Los arándanos son una rica fuente de flavonoides, que tienen propiedades antioxidantes. Cuando se toma en forma de cápsula combinado con la vitamina E, protegen el tejido ocular de los humanos y detiene la borrosidad visual en el 97 % de las personas con catarata incipiente. Esta planta es segura para los perros, por lo que sin duda es algo que puede ayudar y no perjudicar a tu mascota.

Enfermedad Común #3: Estreñimiento

Un nivel de disminución de la actividad y un pobre tono muscular en el tracto gastrointestinal debido al envejecimiento puede contribuir al estreñimiento en los perros más viejos. Sin embargo, si tu mascota es sana, lleva una alimentación adecuada y recibe suficiente agua para beber, no hay razón alguna para pensar que se estreñirá en sus años de vejez.

Como prevenir el estreñimiento en perros de cualquier edad:

Alimentación balanceada, buena hidratación, dieta apropiada para su especie
Suplementos con enzimas digestivas y probióticos
Asegúrate de qué tu perro tenga mucho de ejercicio
Si la fibra adicional es necesaria de vez en cuando, buenas fuentes incluyen:
Verduras frondosas de hoja verde oscura: 1/2 cucharadita por 10 libras de peso corporal 1 – 2 veces al día en los alimentos
Fibra de coco: 1 cucharadita por 10 libras de peso corporal 1 – 2 veces al día en los alimentos
Calabaza enlatada: 1 cucharadita por 10 libras de peso corporal 1 – 2 veces al día en los alimentos.
Enfermedad Común #4: Enfermedades de Encías y Dientes

Ochenta por ciento de los perros de 3 años y adultos tienen enfermedades de encías. No puedo resaltar suficientemente la importancia de ayudar a tu perro a mantener su boca limpia. Seguir los siguientes pasos asegurará que su compañero canino no tenga que pasar sus años dorados con dientes faltantes, enfermedad de las encías, o peor.

Alimentarlo con una dieta adecuada, de preferencia cruda. Cuando su perro roa carne cruda, en particular, actúa como una especie de cepillo de dientes natural.
Cepillar los dientes de tu perro, de preferencia todos los días.
Realizar inspecciones bucales de rutina. Tu perro debería permitirte abrir su boca, mirar dentro y sentir si hay dientes flojos o nódulos inusuales o protuberancias en la lengua, debajo de la lengua, a lo largo de la línea de las encías y en el paladar.
Arreglar chequeos orales regulares y limpieza profesional, si es necesario, realizados por tu veterinario.
Ofrecer una digestión total, snacks masticables de alta calidad para proveer una abrasión mecánica y ayudar a controlar la placa y el sarro en los dientes de tu perro. El efecto es similar a masticar huesos crudos, pero más seguro para poderosos roedores o perros que han tenido trabajos dentales restaurativos y no pueden masticar los huesos crudos.
Enfermedad Común #5: Senilidad

Señales de que el cerebro de tu perro está envejeciendo incluye un aumento en la cantidad de tiempo para dormir, disminución de atención/desinterés por su entorno, pérdida intermitente de los conocimientos adquiridos (por ejemplo, entrenar), mayor ansiedad en forma de desconfianza, jadear, gemir y temblar.

Además de darle una dieta apropiada según su especie y ejercitar regularmente a tu perro, haz lo siguiente para ayudar a mantener a tu mascota mentalmente nítida:

Continúa dejando socializar a tu perro con otras mascotas y personas, y proporciónale juguetes estimulantes.
Proporciónale un suplemento SAMe (S-adenosilmetionina). Estudios muestran que los perros con deterioro cognitivo relacionado con la edad a los cuales se les da un suplemento SAMe durante ocho semanas lograron una reducción de 50 % de deterioro mental. Consulta a tu veterinario holístico para la dosis adecuada para tu perro.
Los triglicéridos de cadena media (TCM) han demostrado mejorar el metabolismo de la energía cerebral y disminuir la acumulación de proteína amiloide que se traduce en lesiones cerebrales en perros adultos. El aceite de coco es rico en fuentes de TCM. Recomiendo 1/4 cucharadita por cada 10 libras de peso corporal dos veces al día para soporte básico de TCM.
Otros suplementos a considerar son el resveratrol, que protege contra los daños de radicales libres y depósitos beta-amiloides, ginkgo biloba y fosfatidilserina – un suplemento nutricional que puede inhibir los déficit cognitivos relacionados con la edad.

De nuevo, te recomiendo consultar a tu veterinario para guía de dosificación y tratamientos específicos, ya que cada paciente es un caso especial.